viernes, 10 de agosto de 2007

Lágrimas de San Lorenzo


Esta noche se espera que sea visible el fenómeno de las Perseidas, conocido popularmente como "lágrimas de San Lorenzo". Si no interpreto erróneamente los artículos de divulgación, se trata de basura cósmica reducida a polvo brillante debido al contacto con la atmósfera terrestre. Pero yo lo interpreto más bien como un triunfo de la belleza sobre la muerte: los residuos de algo terminado brillan vistiendo de luces el cielo de verano. A lo largo de mis años no he visto ninguna muy intensa, aunque en los años 86 u 87 si que vi bastantes estrellas fugaces en el cine del Retiro, estrenando amor y, como siempre que esto ocurre, celebrándolo junto con todo el universo.
Las fotos son espectaculares: presentan un cielo absolutamente tachonado de lineas brillantes. Desde hace algunos años me propongo permanecer despierta hasta la hora prevista para su llegada, pero irremisiblemente me rinde el sueño. Este año volveré a intentarlo y tengo bastantes posibilidades, pues parece que hay mucha basura cósmica, que la mayor intensidad se producirá a las 11 menos cuarto de la noche del 11 y que habrá bastantes hasta el día 18. También ayudará que vivo en la sierra, pero hace ya siete años que estoy aquí y no he conseguido verlas, quizás porque en agosto la sierra es como la Gran Vía.
(Foto cortesía de la Cadena Ser, año 2005)
Publicar un comentario