sábado, 28 de diciembre de 2013

Camilleri es más que Montalbano

Hace algún tiempo que Teresa me descubrió la editorial Sellerio de Palermo y me he hecho adicta. Muchos viernes subo la calle Génova hasta la librería Pasajes y compro casi exclusivamente obras de esta editorial: son libros preciosos y muy "cómodos", es decir, bien editados y nada pretenciosos.
Así he descubierto un nuevo autor, Marco Malvaldi y su reata de jubilados aficionados a la investigación criminal, que descubrí en Il re dei giochi y también que entiendo perfectamente el siciliano,no sé si porque tiene infinidad de préstamos españoles o por cualquier otra razón genética.  Lo cierto es que beddreza,
y piciotte son palabras que entiendo sin saber por qué-
También he leído una obra de Andrea Camilleri de la Colección La Memoria que cuenta los 28 día de gobierno de doña Eleonora de Mora, viuda de Viceré de España en Sicilia, Don Ángel de Guzmán y de toda su buena gestión y de las intrigas que se levantaron para intentar que no siguiera destapando vicios y corrupciones. En tan pocos días sufre un motín y muchas aventuras y consigue recuperar mucho dinero robado y usarlo para abaratar el pan y favorecer así a las clases más humildes. Esta castellana bellísima habla un italiano muy gracioso, mezclado de español : Vosotros en el Consiglio os burlaste de un muerto, os profitaste sin dignidad... 
Pero en esos pocos días, esta dama hace La rivoluzione della luna y en su despedida, un poeta di taverna le canta estas estrofas:

'Ntorno a la terra tutta a firriari
ci metti 'a luna vintotto jornati.
Chistu lo sanno i fimmini e lu mari
che cu 'a luna sunno sempri appattati

Giro di luna fu lu regnu tò,
ma fici di la notti jornu chiaru, 
la tò liggi abasttò e assupirchiò
pi fari di duluri menu amaru.

E ora che hai finuto la fatica
donna Lionora, talia nel nostro cori:
dintra ci attrovirai 'na luna nica,
iddra sì tu, ca regni di splindore



Este pasaje suena cantarino, porque este dialecto siciliano es pura musicalidad. 
Y ya, para acercarme al fin de año, estoy leyendo una obra colectiva, Cappodanno in giallo compuesta por narraciones cortas de los investigadores de Camilleri y Malvaldi, y de otros para mi desconocidos: Esmahan Aykol, Gian Mauro Costa, Antonio Manzini y Franceso Recami. 
Me parece una manera magnífica de acabar el año, descubriendo personajes e historias


Publicar un comentario