domingo, 2 de noviembre de 2008

Un libro que he tardado en leer

Se llama El arte del placer, de Goliarda Sapienza y me parece que me ha durado algo más de un mes, porque lo compré alrededor de mi cumpleaños, allá por el 24 de septiembre. Al principio me ha costado: se trata de un libro de muchas páginas (767) y que es algo así como un experimento de una ser decidido a apostar por la independencia y la libertad.
Narra la historia de una mujer nacida en la más absoluta miseria, criada con su madre y con su hermana mongólica y violada por su supuesto padre. De este ambiente misérrimo surge un ser amoral que no duda en matar para librarse de aquello que la oprime y que poco a poco se va labrando duramente una vida privilegiada, como princesa de los Brandiforte.
Ya en esta posición vive desde Sicilia el novecento Italiano; la ascensión del fascismo y su derrota, mientras crecen hasta tres generaciones de gentes libres, que son capaces de vivir y de amar a su manera, sin librarse de los avatares de la cárcel y el dolor, evidentemente.
Es un libro escrito por una persona privilegiada, especialmente educada en un ambiente como el siciliano, dónde esto no es fácil.
Lo bueno y lo malo de este libro es que da siempre la impresión de que se trata de un experimento realizado al margen de la realidad. Pero al final estoy contenta de haberlo leído, es un buen exponente de al antiguo optimismo del pasado siglo, de su afán por probarlo todo. Este siglo es menos vital, menos optimista. Y el optimismo es una fuerza necesaria.
Publicar un comentario